Historia

La Comparsa de la Txantrea es peculiar y diferente, no en vano fueron sus miembros quienes fabricaron los gigantes y kilikis que la componen.

En diciembre de 1983 la Comisión Txiki de la Peña Armonía Txantreana tuvo la idea de crear una comparsa de gigantes para el barrio. En principio, las pretensiones eran humildes, pero, conforme se fue avanzando en el desarrollo de la idea, se vislumbró la posibilidad de ser más ambiciosos.

En las reuniones desde el principio tuvimos claro que los personajes no iban a ser reyes y, como entonces la mitología vasca estaba bastante olvidada, decidimos que nuestros personajes siguieran esa línea. Además, de esta forma se abrió el camino para que la cultura vasca contara como inspiración a la hora de crear gigantes. Los personajes que elegimos fueron: Tartalo, Sorgiñe, Basajaun y Mari.

El tema de los kilikis fue diferente. Entendimos que tenían que estar más vinculados al barrio y al mundo de los txikis. Los personajes elegidos fueron Japi, Piripi, Cotilla y Profe. Unos años más tarde completamos la comparsa con una pareja de Aker.

Como ya hemos dicho, los gigantes los elaboramos nosotros mismos, tomando como referencia a los gigantes de Pamplona. Las labores de madera (caballetes y armazones) corrieron a cargo de los talleres ocupacionales de San Pedro, el trabajo de modelado (cabezas y manos) lo realizó Xabi Ganuza con la ayuda de varios miembros de la comparsa y, por último, los trajes los confeccionó Tere Aroz, de la Txantrea.

Cuando salieron a la calle los gigantes tenían un peso que oscilaba entre los 62 y los 70 kg. Con posteriores reformas hemos conseguido quitarles peso, pero sin que pierdan su esencia.

El presupuesto inicial fue de 405.000 pesetas. Presupuesto que finalmente se encareció hasta más de 800.000 pesetas.


Tras múltiples vicisitudes, la comparsa se presentó al barrio el día 29 de abril de 1984 a las 12 del mediodía, en la Plaza del Félix (sede de la Peña Armonía Txantreana). A la presentación acudieron el director del Area de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, señor Carrillo, la concejala del barrio, señora D.ª M.ª Asun Apesteguía, el Director del centro de Formación Profesional Virgen del Camino, el responsable de la Comparsa de Pamplona, señor Apezteguía, y los gaiteros de Pamplona.

En pocos años el número de comparsas prácticamente se duplicó y algunas que ya existían pero que no hacían salidas, comenzaron a salir. Los bailes también han evolucionado. En los años 80 el estilo de los bailes era bastante simple, pero en nuestros días es una maravilla ver las coreografías y el ritmo que se imprime a estos enormes personajes.

Los primeros años hicimos muchas salidas, ya que entonces había pocas comparsas y muchas de las que ya existían prácticamente no salían. Solo salíamos habitualmente la comparsa de Sangüesa y nosotros.

Los años transcurridos desde 1984 dan para mucho. En este tiempo hemos recorrido Euskal Herria entera, hemos estado en Cataluña, Aragón, Burgos, Logroño, Asturias, etc. En total, hemos visitado más de cien lugares diferentes y hemos realizado más de seiscientas salidas. Por la comparsa han pasado alrededor de 150 personas.

Hemos pasado de bailar con muy poco ritmo y una coreografía que duró hasta bien avanzada la década de los 90, hasta la realización de festivales, cuya culminación fue el espectáculo Jai Herrikoiak que realizamos en la Plaza de Toros de Pamplona, con la colaboración del grupo de dantza y la fanfarre del Muthiko Alaiak. Relación que hemos mantenido hasta ahora realizando en diferentes escenarios el espectáculo de Jai Herrikoiak o la despedida de los gigantes en las fiestas del barrio.

Nuestro repertorio de bailes es bastante variado: vals, jota, polka... También bailamos el Baile de la Era completo, puesto que participan en él todos los personajes de la comparsa.

El espectáculo Jai Herrikoiak fue el colofón al trabajo de mucha gente (gaiteros, txistularis, porteadores, familias enteras, niños...) que año a año contribuyeron a mejorar la calidad de nuestra comparsa.


Capítulo especial merecen nuestros gigante txikis, que datan de 1992. La comparsa txiki la fabricaron miembros de la comparsa handi en colaboración con la ikastola Axular. La confección de los trajes corrió a cargo de un grupo de madres de la ikastola Axular.

Quisimos que la comparsa txiki también tuviera su historia y, siguiendo la línea que ya habíamos utilizado para la elaboración de la comparsa handi, recurrimos a un libro de Navarro Villoslada para elegir los personajes: “Amaia y los vascos en el siglo VIII”. Finalmente, los personajes elegidos fueron: Garzia Ximenez, Amaia, Teodosio de Goñi y Amagoia.

Estos personajes tienen coreografías propias y otras, como el Baile de La Era, en las que bailan conjuntamente con la comparsa handi.