Basajaun

Esta palabra significa “Señor salvaje” o “Señor de los bosques”. Según la creencia más generalizada en nuestros pueblos, designa a un genio que en muchos casos habita en lo más profundo de los bosques y otras veces en cavernas situadas en lugares prominentes. Posee un alto cuerpo de forma humana, pero cubierto de pelo y uno de sus pies tienen la planta circular, como la pezuña de una ternera. Su larga cabellera le cae por delante, cubriendo su rostro, pecho y vientre.

Es el genio protector de los rebaños. Da gritos en las montañas cuando se acerca alguna tempestad, para que los pastores retiren su ganado. Cuando se halla en un aprisco en su vecindad, evita que el lobo se acerque. Su presencia es anunciada por las ovejas con una simultánea y colectiva sacudida de sus cencerros. Entonces los pastores pueden dormir tranquilos pues saben que el lobo no ha de molestarlos.

Basajaun es representado a veces como un ser terrorífico de carácter maligno, dotado de fuerzas colosales y agilidad extraordinaria. Otras veces aparece en  los relatos populares como el primer agricultor, de quien los hombres, mediante engaños, obtienen las semillas del trigo o maíz y aprenden a cultivarlas, o bien como herrero o molinero al que los hombres robaron el secreto de fabricar sierras, ejes de molino o el modo de soldar metales.