Amaia

Hija de Lorea, primogénita de Aitor, primer patriarca euskaro que según las tradiciones, fue el primer vascón que llego a los Pirineos.

Este, vino con siete hijos varones cabezas de sendas tribus que se repartieron por las montañas dando nombre a Euskal Herria.

El brazalete que posee, obsequiado por su padre godo Ranimiro, Gobernador de Pamplona, que a su vez paso por las manos de Petronila encomendado por su gran amiga Lorea, esconde el secreto del tesoro de Aitor, cuyo mensaje dice que quien se case con ella, se convertirá en rey de todos los vascos y vascas.

El afortunado que conquistó más adelante su corazón fue Garcia Ximenez, Señor de Abarzuza y las Amezcuas.