Teodosio de Goñi

Hijo del señor de Goñi, cabeza visible del consejo de ancianos.

Buscó sin cesar a Petronila, amiga intima de Lorea y poseedora del brazalete de Amaia. Brazalete que contiene el secreto del tesoro de Aitor. Al encontrarla, descubrió que la única manera de conseguir ser nombrado rey, sería casándose con Amaia y no con Amaia de Butron de quien estaba enamorado. Cosa que no aceptó y fue en busca de Amagoia en su fallido intento de convertirla tanto a ella como a su amada al cristianismo.

La noche de su boda apareció Asier (Hijo adoptivo de Amagoia), también conocido como Eudon, reclamando su compromiso con Amaia de Butron declarado por Amagoia en la época de la infancia de ambos y por tanto reclamando su trono, ya que Amagoia daba por muerta a  Amaia (legitima heredera) por su condición de goda y daba el poder a su sobrina, Amaia de Butron.

Estamos hablando de Teodosio de Goñi, joven apasionado e impulsivo que roído por los celos y engañado más adelante por Eudon disfrazado de Basajaun, confundió a sus padres con su mujer y un hipotético amante, dándoles muerte.

Al llegar de Roma, convertido en ermitaño, el ángel San Miguel le libró del dragón en la cima de Aralar, rompiéndole a su vez las cadenas que llevaba como penitencia.